Archivo de la categoría: Sin categoría

Escrito de Manuel Tarancón Fandos ( Conseller de Cultura, Educación y Ciencia ) del Artista J. Vento González

Me pide José Vento González, en tributo de amistad, palabras introductorias a su exposición, y las traigo hasta este lugar desde la humildad de reconocer que el hecho artístico es inaprensible y sus referencias, siempre obligadamente subjetivas.

Uno se siente confortable disfrutando de su producción artística en su multiplicidad y el artista se siente a gusto resdescubriendo la figura humana. Es evidente: explora sus múltiples posibilidades, teje poemas con la línea sutil que brota de sus lápices, de sus pinceles, de sus manos, que son una puerta por la cual a borbotones se cuela la experiencia estética. Con la cadencia que le imprime su condición de enamorado del ser humano, de sus virtudes, de sus miserias, de nosotros, vosotros y ellos, va puliendo la superficie irregular de esa vida que inunda sus cuadros y en cuyo espejo encontramos la réplica de nuestras vivencias.

La exposición por la que este texto nace, incluye también una serie de bodegones, técnica a la que ha regresado después de muchos años, con un dominio envidiable del misterioso universo en el que fluye la geometría, el orden, la precisión y la poesía de esas formas tantas veces inescrutables, tan prosaicas, hasta que el genio creador lo convierte en arte.

Igual de invulnerable ante las caprichosas mudanzas del tiempo, se nos presenta este perseguidor de ideas que es José Vento González, cuando deja que en sus cuadros se asome la humanidad, y volvemos a toparnos con esa pátina intemporal que se extiende por toda su obra, como se deja extender por la ternura, el temor, la desolación, el amor, el dolor, tantas cosas que nos definen como seres humanos y que no caben en estas líneas por más que uno se imponga la obligación de decirle a estas palabras, que pueden expresar, o dibujar, o aproximarse siquiera, a ese punto que Vento nos ha descubierto y en el que el arte y la vida se reúnen.

Las palabras sólo aciertan a pasearse un instante por el arlequín que sostiene a una mujer en sus brazos; por la alegría de una familia que juega con el calor y el agua que salpican los perfiles de una playa; y acariciar las ventanas que J. Vento les abre a los enamorados, a las parejas, a hombres y mujeres, a los desencuentros, a nosotros mismos, y por encima de todo, a la vida.

Porque en sus obras juega la vida, tan agradable a veces, tan cruda otras, tan viva. Por eso me gusta  J.Vento. Por sus ansias de seguir traduciendo la vida en sus obras.

 

Manuel Tarancón Fandos

Conseller de Cultura, Educación y Ciencia

Escrito Tarancn